La sordera en niños, conocida también como hipoacusia infantil , es una enfermedad que, detectada a tiempo, puede cambiar la vida de tus hijos.

El oído empieza a desarrollarse desde el útero de las mamás. El aparato auditivo completo termina de formarse en el tercer mes de embarazo. Es decir, desde ese momento, el bebé puede oír. Es por esta razón que una de las primeras pruebas que se hacen a los pequeños al nacer es la de la audición.

Es importante que se detecten a tiempo la sordera infantil, pues el 80% ocurren en el nacimiento o la etapa neonatal. Algunos de los factores que debes de tomar en cuenta son: complicaciones en el parto, infecciones de la mamá durante el embarazo, enfermedades familiares hereditarias, entre otras características que pueden ser signos de atención.

Si quieres saber más al respecto te invitamos a acudir a nuestra clínica Especialidades Médicas, Oído, Nariz y Garganta en donde con gusto te atenderemos.